III Jornada de Formación para COFs

El COF Diocesano participó en la III Jornada de Formación para los Cofs que organizaron la UFV y la Archidiócesis de Madrid el pasado 27 de septiembre. El objetivo de las jornadas fue la profundización en dos realidades presentes en la vida de muchos matrimonios y que pueden ser un obstáculo para vivir en toda su grandeza la belleza de la maternidad y la paternidad: la anticoncepción y la reproducción asistida. Se ofrecieron pautas para un juicio recto sobre estas cuestiones y para acompañar a todos aquellos que se acerquen a los COFs en busca de ayuda.

Desde el COF de Zaragoza se participó liderando el taller: “Cómo iluminar y acompañar la dimensión fecunda del amor esponsal: El beneficio terapéutico del reconocimiento de la fertilidad. 

Estas fueron algunas de las conclusiones del taller:

  • En nuestra naturaleza masculina o femenina encontramos las explicaciones a cómo somos y quienes somos –significado esponsal y generador-.
  • La experiencia pone de manifiesto la necesidad de integrar la fertilidad como un don, viendo en el reconocimiento de la fertilidad algo más que una técnica, una antropología adecuada o el cumplimiento de unas normas morales.
  • El reconocimiento de la fertilidad se redescubre como una forma concreta y objetivamente beneficiosa de afrontar la vida y la sexualidad, adoptando como punto de partida la pedagogía del cuerpo.
  • El reconocimiento de la fertilidad y la continencia periódica se confirman como instrumentos terapéuticos válidos para superar los conflictos en materia afectivo sexual.
  • Se confirma igualmente la oportunidad de integrar el aprendizaje del reconocimiento de la fertilidad en el campo de la orientación familiar, buscando su íntima conexión con la mejora de toda la relación matrimonial y familiar. El amor conyugal vivido desde la continencia periódica favorece el avance progresivo del Eros al Agápē.
  • La ley natural y las bondades de su “acatamiento” constituyen conceptos universales, donde no es necesario reduccionismo alguno. De ahí que el reconocimiento de la propia fertilidad se perfila como una necesidad/derecho aplicable a todos.
  • Por todo ello, es posible y necesario el desarrollo de iniciativas que fomenten lo expuesto, integrando naturaleza, moral, cultura y valores religiosos. El concepto de secularidad debe incluir la mirada en la ley natural válida para toda la humanidad; ello no ha de implicar la renunciar a la fuerza transformadora de la fe
  • No perdamos de vista además que, a los hombres y mujeres de fe, el cuerpo nos recuerda que somos un don de Dios. Como don y regalo, se agradece y ¡se cuida!

+ info ACTA Yolanda Latre

 

 

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *